Pelo de gato en casa: 15 consejos y trucos de limpieza

A menos que tengan un gato sin pelo, todos los felices dueños de gatos se enfrentan a este inconveniente: ¡los pelos se extienden por toda su casa! Afortunadamente, existen algunos consejos de limpieza eficaces que son fáciles de hacer. ¡Aquí está nuestra selección de los mejores consejos!

Pelo de gato en casa: 15 consejos y trucos de limpieza

La toallita

Una toallita ligeramente humedecida tiene el asombroso poder de juntar los pelos en un montón: pásala por tus textiles y sofás con un movimiento circular, unos minutos bastarán para recogerlos y luego podrás retirarlos a mano a puñados.

El guante de lavar

Al igual que la toallita, los guantes de goma para lavar platos o para el hogar tienen la capacidad de acumular el cabello derramado. Para limpiar alfombras y moquetas, este truco es particularmente útil. Entonces solo tendrás que recoger las bolas de pelo así formadas.

El cepillo autoadhesivo

Especialmente diseñado para este propósito, el cepillo adhesivo es el accesorio esencial para cualquier dueño de mascota. En forma de rollo provisto de asa y recubierto de papel pegajoso, permite eliminar los cabellos adheridos a la ropa y los tejidos. Las recargas se venden comercialmente a bajo precio, lo que la convierte en una herramienta duradera y económica.

El cepillo electrostático

Este cepillo de plástico, disponible comercialmente a partir de 10 €, está equipado con una superficie de terciopelo capaz de eliminar los pelos que quedan en cualquier superficie textil y en rincones y grietas.

El cepillo de gamuza

Los cepillos diseñados para limpiar superficies de ante (zapatos, marroquinería) también son efectivos contra el cabello: para pasar tus sábanas, cojines y sofás, permite quitar una buena parte aunque tengas que terminar el trabajo en el vacío.

El cepillo de goma

Equipado con tacos de goma, este tipo de cepillo es tan útil para acicalar a tu animal como para recoger su pelo. Sin embargo, solo actúa sobre la superficie, por lo que su efecto no es el más radical: es mejor combinar su uso con otro cepillo o aspirar posteriormente.

La esponja mojada

El truco de la esponja húmeda suelta los pelos atrapados en las telas. Tenga cuidado de no mojarlo más de lo necesario, de lo contrario también mojará los elementos a limpiar. Una simple humidificación es suficiente para recoger los pelos frotando con movimientos circulares.

Suavizante de telas

Este "truco" es poco conocido y, sin embargo, efectivo: simplemente rocíe su ropa y las superficies de la tela con una mezcla 50/50 de agua y suavizante. ¡Entonces te sorprenderá ver que los pelos se desprenden fácilmente al pasar un paño suave! Además, dejará allí un olor agradable.

Medias y medias usadas

Si ha usado medias o pantimedias, guárdelas para usarlas como "atrapapelos" en todas sus superficies. Envueltos alrededor de tu mano, te permitirán recogerlos frotándolos.

La escoba de silicona

Esta silenciosa alternativa al aspirador permite limpiar alfombras y moquetas de una forma especialmente eficaz. Equipado con pasadores de silicona, desengancha los pelos alojados en las fibras.

La raclette del baño

Al igual que la escoba de silicona, una escobilla de goma equipada con bordes de goma te permite eliminar el vello raspando, como sugiere el nombre.

La aspiradora

Puede parecer una tontería, pero la aspiradora es tu mejor aliado en la lucha contra el cabello. Pasándolo a diario en lugar de simplemente cepillarlo, reducirá significativamente la cantidad de cabello en su hogar.

Consejos adaptables

Para que su aspiradora sea más eficiente, considere comprar una o más boquillas diseñadas para eliminar la suciedad que se acumula en las esquinas. Además, algunos tienen cerdas más o menos duras, lo que es una interesante opción de limpieza para rascar mientras se pasa la aspiradora.

Condenar ciertas partes

Sí, la presencia del gatito no es necesariamente deseable en todas las estancias de la casa, como el dormitorio y la cocina. No dude en prohibir el acceso a su chat si es posible. Esto evitará que se acueste sobre sus almohadas y se suba a las mesas.

Cubiertas de plastico

Este último consejo está lleno de sentido común y es muy higiénico porque ayuda a limitar la presencia de pelo río arriba en superficies donde no son deseados, como los cojines que guardas en tus armarios o incluso tu ropa. Las bolsas de plástico también funcionarán, además de que su apariencia y el ruido que producen tendrán la ventaja de asustar drásticamente a tu gato.

Artículos Relacionados